DISMINUYE CASI 14% LA DEUDA EXTERNA EN MÉXICO

El Gobierno federal logró reducir su deuda pública externa en un 13.7% a tasa real anual durante los primeros nueve meses del año en curso, logro estratégico que sitúa la deuda en 2 billones 60 mil millones de pesos, representando un hito positivo en la gestión financiera del país.

De acuerdo a la información proporcionada por el Centro Económico de Finanzas Públicas (CEFP), la participación de la deuda pública externa en el total del endeudamiento del Gobierno federal ha descendido al 16.7%, una cifra notablemente inferior al 23.3% registrado al cierre del año 2018, marcando así una diferencia sustancial desde el cambio de administración.

El CEFP explicó que en este proceso de reducción, se han registrado ajustes contables negativos por mil 59 millones de dólares, derivados de la variación del dólar con respecto a otras monedas en las que está contratada la deuda. El académico de la Facultad de Economía de la UNAM, Arturo Huerta, destacó que la apreciación del peso frente al dólar ha contribuido significativamente a la disminución de la deuda en términos de pesos.

La estrategia del Gobierno federal de priorizar la deuda interna sobre la externa, implementada desde 2020, ha dado sus frutos. “Es mejor la deuda interna que la externa en términos de condiciones crediticias”, señaló el especialista Huerta.

En contraste, la deuda interna ha experimentado un aumento del 11.9% respecto al mismo período del año anterior, alcanzando la cifra de 10 billones 273 mil millones de pesos. Este incremento sitúa la deuda interna en el 83.3% del total de la deuda del Gobierno federal.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) informó en su último Informe Trimestral de Finanzas Públicas que se compromete a utilizar el crédito externo como fuente de financiamiento complementaria, solo cuando se puedan alcanzar condiciones favorables de financiamiento.

La deuda del Gobierno federal comprende diversos instrumentos financieros, tales como préstamos bancarios, emisiones de valores gubernamentales, deuda con organismos financieros internacionales, bonos del ISSSTE derivados de la nueva Ley del ISSSTE, así como cuentas relacionadas con la seguridad social y bonos de pensión CFE, entre otros.

También te podría gustar...