RENATE HERBERGER SIGUE LUCHANDO CONTRA LA CONTAMINACIÓN DE LOS MARES

Por Ángel ROLDÁN GÓMEZ

La Paz, BCS. – La reconocida nadadora alemana Renate Herberger es una incansable activista ambiental de 66 años de edad, que ha recorrido más de 8 mil 500 kilómetros por diversos santuarios marinos y áreas protegidas del mar, siempre en solidaridad con las causas en favor del medio ambiente y en protesta contra quienes causan la contaminación de los mares.

Su propósito es concientizar a la gente sobre la importancia que tiene el mar en la existencia y desarrollo de la humanidad, de igual forma ha promovido a nivel mundial los santuarios marinos que existen en el mar de Cortes, desde Loreto a Los Cabos, Baja California Sur.

“El mar no es un gran basurero, no es sólo para explotarlo, es la madre que nos da oxígeno, porque el fitoplancton presente en los océanos (y no los bosques, como se cree habitualmente) producen entre el 50% y el 85 % del oxígeno que se libera cada año a la atmósfera” señala en entrevista a La EXTRA BCS.

Renate, sabe que hay muchas organizaciones ambientalistas internacionales y nacionales que protegen los santuarios marinos del mundo, sin embargo, exhorta a que se promueva aún más la concientización ciudadana de estos refugios naturales.

En diversas ocasiones, la atleta ha logrado nadar en las aguas del golfo de California, desde la bahía de La Paz hasta las playas de Cabo San Lucas, pasando por las Islas, Monserrate, San José, Isla Partida, Espíritu Santo y la Isla Cerralvo. Logró hacer dicha travesía desde el puerto de Loreto a La Paz, haciendo recorridos diarios de aproximadamente 20 kilómetros y promediando 8 horas de actividad.

Es muy conocida en sudcalifornia, donde constantemente se sumerge en el mar con la finalidad de crear conciencia de la importancia de la conservación de los ecosistemas: “Espero que las personas abran su mente al milagro que es la vida marina y nuestra dependencia de él. A medida que vemos como aumentan los efectos del cambio climático global, nos damos cuenta que debemos cambiar nuestra forma de vida a una que esté en mayor armonía con las necesidades de todos los seres vivos. Del o contrario, seguramente sufriremos las consecuencias de la ruptura de la red de la vida que nos sostiene.

Herberger es también profesora de danza y música con más de 40 años de entrenamiento y práctica musical. Es multilingüe y multicultural. 

Actualmente vive en Canadá, pero ha trabajado en Alemania, México y Estados Unidos, pasando por largos períodos de estudio en África, Haití y Brasil.

“Nadar largas distancias a lo largo de las costas de países cálidos, como Costa Rica, Isla de Barbados y México es similar a las migraciones que usualmente asociamos con la vida marina como las ballenas jorobadas. Al ubicarme en este entorno, me he convertido en uno con su mundo, capaz de experimentar la interconexión de la vida oceánica. Ahora tengo una idea mucho mejor de la gravedad de las amenazas a los océanos del mundo, y es que en los últimos años, casi todos los corales, con la excepción de muy pocos especímenes de coral cerebro, han muerto alrededor del remoto archipiélago de Murciélago, en el norte de Costa Rica”.

Recordó que las temperaturas del océano se están calentando y la pesca excesiva no ha disminuido, excepto en las Áreas Naturales Protegidas (ANP) o Santuarios Marinos que afortunadamente están vigiladas.

La intención de la experimentada nadadora es ayudar a promover nuevas Áreas Naturales Protegidas por los gobiernos y fomentar la vigilancia de las ya existentes. 

Destaca finalmente, que las principales organizaciones de protección oceánica consideran imperativo el hecho de proteger el 50% de los océanos del mundo antes del 2030 para prevenir un desastre de una magnitud que ni siquiera podemos imaginar.

Podría también gustarte...