PROPONE EL PRI QUE REGRESE LA FIGURA DE VICEPRESIDENTE DE LA REPÚBLICA

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) en la Cámara de Diputados presentó hoy su propuesta de reforma electoral, que incluye crear la figura de vicepresidente de la República y la reducción de diputados.

El coordinador legislativo priista, Rubén Moreira, explicó que su iniciativa consta de 10 puntos centrales y que fue “100% hecha en casa por cuadros especializados”, con la que se pretende “impulsar una democracia más representativa, ciudadana, más barata y en paz”.

José María Pino Suárez fue el último político que ocupó la vicepresidencia de la República con el presidente Francisco I. Madero. Murió asesinado junto con el Madero el 22 de febrero de 1913 en la capital mexicana.

El PRI plantea reducir de 500 a 300 el número de diputados, de los cuales 150 serían de mayoría relativa y un número similar de representación proporcional, además de establecer límites a la sobrerrepresentación en el Congreso para evitar mayorías artificiales.

Moreira señaló que la reducción de diputaciones implicaría menos Juntas Distritales, lo que generaría ahorros por alrededor de mil 730 millones de pesos sin poner en riesgo la democracia.

En tono con la propuesta del PAN, la iniciativa del tricolor plantea también una segunda vuelta en elecciones presidenciales, a fin de que quien gobierne el País cuente con el apoyo del 50 por ciento o más de la población y evitar que márgenes estrechos pongan en riesgo la legitimidad del Mandatario federal.

El coordinador detalló que otra propuesta es crear la figura de “Vicepresidencia de la República”, que iría en la fórmula del candidato Presidencial y sería electo en los mismos términos que éste.

Explicó que con esta figura buscan un acompañamiento directo al presidente, que permita desahogar los asuntos de política interior, ya que actualmente éste es jefe del Estado mexicano y de Gobierno, lo que genera tensiones internacionales.

El Vicepresidente, agregó, asistiría al Senado con voz, pero sin voto, como una demostración de respeto del Ejecutivo al sistema federal.

“Además, con la incorporación de esta figura damos certidumbre al proceso de sustitución del Presidente en caso de falta absoluta, un tema que en algún momento pueda hacer crisis en México y las consecuencias serían terribles”, advirtió.

El PRI propuso también reducir de manera paulatina en los próximos tres años hasta el 30 por ciento el financiamiento público de los partidos políticos y sustituir esos recursos mediante financiamiento privado.

En materia de fortalecimiento del INE y del Tribunal Electoral, la iniciativa establece “la nacionalización plena de los comicios federales y locales”.

Con ello, explicó Moreira, los Oples desaparecerían y el INE asumiría la rectoría plena de los comicios federales y locales.

Podría también gustarte...