NO PERMITIREMOS INVALIDAR LA VOZ DE LA OPOSICIÓN EN EL CONGRESO: CMD

La Paz, BCS. – Luego que el pasado sábado, la mayoría de diputados de Morena aprobó en una sesión virtual, la destitución de cinco diputados locales y la amonestación a tres más el gobernador de Baja California Sur, Carlos Mendoza Davis calificó dichas acciones como un golpe al Poder Legislativo que viola el principio constitucional de democracia representativa”.

El mandatario estatal dijo que la determinación asumida por los legisladores morenistas en un hecho grave para la democracia del estado y un antecedente terrible para el país y para nuestra democracia, pues con ello pretenden invalidar la voz de la oposición y eso de ninguna manera lo vamos a permitir, expresó.

Explicó que “la destitución fue para legisladores de minoría, pero de diversos partidos políticos; del PRI, del PRD, del PES, del Partido Humanista, y de mi partido Acción Nacional. De un plumazo, en una sesión en línea, a distancia, borraron a la oposición del Congreso de Baja California Sur”. Mendoza Davis dijo que “lo sucedido en el Congreso del Estado implicaría que cualquier mayoría legislativa, de cualquier estado, podría destituir y eliminar a las minorías, a las oposiciones, apoderarse de los congresos de los estados y aprobar, literalmente, lo que les venga en gana”. Por si fuera poco, además de ser un abuso y una ilegalidad, esta mayoría de diputados de Morena pasó por alto un mandato de la Suprema Corte de Justicia, que había instruido que permanecieran los diputados, y una suspensión expresa que concedió una juez federal en Baja California Sur”, señaló.

Al plantearle si esto podría dar lugar a un caso de desafuero a los propios diputados que hicieron esto, dijo que “sin duda alguna. Hay que acordarnos que el no atender los mandatos judiciales, las suspensiones, la autoridad incurre en desacato, y el desacato es un delito”. Refirió como antecedente de lo sucedido el que “por desacuerdos políticos al interior del Congreso local de Baja California Sur, en marzo pasado, se dio el inédito caso de que había dos mesas directivas; una presidida por la oposición, y otra presidida por Morena-PT. Eso significó que había duplicidad de funciones, de comisiones, inmovilidad en el Congreso y demás. No se reconocía un grupo a otro. Y el grupo de Morena destituyó a los ocho diputados de oposición, en una sesión efectuada a finales de marzo, argumentando que había habido faltas, cuando lo que se estaba disputando es cuál era la Mesa Directiva legítimamente constituida”. Agregó que “advirtiendo la gravedad de lo que sucedía, yo, en mi calidad de titular del Ejecutivo, anuncié que no publicaría ningún decreto, ninguna ley, ninguna reforma que me remitieran ambas mesas directivas. Y que, como titular del Ejecutivo, interpondría, lo que hice, una controversia constitucional a la Suprema Corte; lo hice en mayo pasado. En donde le preguntara yo al máximo tribunal cuál era la legítima constitución del Congreso”.

La Corte concedió una suspensión, ordenando que en tanto se resolvía el fondo, reingresaran los ocho diputadas y diputados minoritarios, y de oposición, pero electos por el pueblo, que injustamente habían sido separados de sus cargos”, apuntó. Detalló que “luego, la mayoría de Morena y del PT, que los restituyó, pero encontraron el camino de reactiva un juicio político absurdo promovido por un particular, y lo hicieron sin importar que existía este mandato de la Corte, y de una posterior suspensión del Juez de Distrito”. Ya los diputados agraviados acudieron al Juzgado de Distrito. Yo anuncié que voy a ampliar mi demanda de controversia ante la Corte y también, en tanto eso sucede y no se resuelve, ha decidido y anunciado que de nueva cuenta me voy a abstener de publicar decreto alguno que contenga resoluciones del Congreso”.

Podría también gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *