PROFEPA libera una tortuga blanca y un cocodrilo en su hábitad

Campeche.- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) reintegró en su hábitat natural, un ejemplar de tortuga blanca (considerado como en peligro de extinción), recuperada de una intervención quirúrgica, así como un cocodrilo (sujeto a protección especial), en el estado de Campeche.
La tortuga blanca (Chelonia mydas) fue liberada por personal de esta Procuraduría en aguas frente al campamento tortuguero Xpicob, en la comunidad de Seybaplaya, en el municipio de Champotón, luego de un largo proceso de recuperación de una enfermedad viral.
El quelonio fue encontrado en la playa casi moribundo, con papiloma en el cuello y aleta derecha, por lo cual le fue practicada una intervención quirúrgica, y se sometió a tratamiento. Luego de un largo proceso se rehabilitó de manera total.
El cocodrilo (Crocodylus moreletii), fue liberado por personal de PROFEPA en las inmediaciones del Área Natural Protegida (ANP) Reserva de la Biosfera Los Petenes, en el municipio de Tenabo, considerado como su hábitat natural.
Su reinserción al hábitat ocurrió luego de que fue revisado por especialistas, quienes determinaron que se encontraba en aparentes buenas condiciones físicas y de salud.
Había sido capturado por bomberos, quienes lo entregaron a inspectores de la PROFEPA, tras rescatarlo dentro de un predio de la colonia Cuatro Caminos, municipio de Campeche, donde generó temor en los vecinos, quienes solicitaron el auxilio de Protección Civil.
Ambos ejemplares de vida silvestre se encuentran enlistados dentro de la norma oficial mexicana, NOM-059-SEMARNAT-2010 en distintos grados de protección:
El quelonio se encuentra listado en la categoría de en peligro de extinción (P), mientras que el cocodrilo ésta considerado como sujeto a protección especial (Pr).
La PROFEPA recomienda a la población en general, que en temporada de lluvia estén alertas con estos ejemplares, ya que las corrientes los sacan de su hábitat o salen en busca de alimento; al no ser molestados, no causan ningún daño.
Es recomendable avisar a la autoridad competente para que los recuperen y lo reinserten dentro de su hábitat, pero en una zona más alejada del área urbana.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *