Damnificados de Oaxaca declaran persona “non grata” a Rosario Robles.

Oaxaca, Oax.- La Coordinadora General de Damnificados del Istmo (CGDI) declaró persona “non grata” a la secretaria de Desarrollo Territorial y Urbano (Sedatu), Rosario Robles Berlanga, quien a su parecer debería renunciar ante las escandalosas acusaciones de presuntos actos de corrupción y por dejar de atender a 25 mil familias víctimas del terremoto y sismos de septiembre pasado. Los damnificados advirtieron al gobernador priista Alejandro Murat Hinojosa que “ya no la vamos a recibir en el Istmo. Se acabaron las visitas a modo en nuestra región (ahora), ante cualquier visita que realice al Istmo de Tehuantepec él o los funcionarios de su gabinete, la Coordinadora se manifestará hasta lograr que los damnificados sean atendidos”. Igual consideraron que, ante la “ineptitud, incapacidad y falta de compromiso por parte del gobernador y sus funcionarios, se dejó de atender a más de 20 mil familias damnificadas que no aparecen en ningún censo, y un aproximado de 5 mil que requieren reclasificación de daños para poder reconstruir sus viviendas. Y es que “no vamos a permitir que el dinero de Oaxaca, que el recurso que ha sido etiquetado para apoyar a quienes lo perdieron todo, vaya a parar a las campañas electorales, como a todas luces se pretende”. También responsabilizaron al priista Murat “de los hechos de ingobernabilidad que se presenten en la región del Istmo a causa del incumplimiento de los acuerdos suscritos y los plazos que sus propios funcionarios establecieron en su nombre y representación para atender a los damnificados”. “Los damnificados del Istmo tenemos dignidad, no estamos pidiendo limosna al gobierno, le estamos exigiendo que cumpla con su responsabilidad de apoyar a quienes han perdido todo o parte de su patrimonio familiar”, justificaron. Finalmente, dejaron en claro que “la Coordinadora es una organización ciudadana, cuyo único fin es lograr que todos los damnificados del Istmo por los sismos del 7, 19 y 23 de septiembre logren acceder a los apoyos y recursos que por derecho les corresponden por parte del gobierno: en el Istmo no hay damnificados de primera ni de segunda, todos somos damnificados por igual. No buscamos acuerdos en lo oscurito; no pedimos techo financiero, apoyos ni somos gestores de proyectos, pedimos respeto y atención a los damnificados. ¡Ya basta!”, puntualizaron.

 

 

 

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *