“Como Es Arriba Es Abajo” exposición de Arturo Medellín en la Galería de Arte Carlos Olachea

 

La Paz, BCS.- El Instituto Sudcaliforniano de Cultura (ISC) presenta la exposición de pintura “ Como Es Arriba Es Abajo” de Arturo Medellín Anaya, del 12 de enero al 09 de febrero en la Galería de Arte Carlos Olachea.

Arturo Medellín Anaya es un artista visual que desde la infancia estuvo ligado espiritualmente a las artes y se formó como aprendiz y auxiliar en los diversos proyectos plásticos de su padre, el pintor potosino Arturo Medellín Calvillo.

A lo largo de sus 40 años como artista profesional, ha expuesto en 20 ocasiones en espacios de La Paz, BCS. San Luis Potosí, Tamaulipas y el sur de Texas. Durante su adolescencia y primera juventud, también trabajó con los pintores Primitivo Casso Soria y Elías Borromeo, amigos de su padre y con maestros contemporáneos suyos, como José Ruiz Diez, Marco Olguín y José Peralta.

Laboró en el Museo de Arte Contemporáneo de Matamoros Tamaulipas, como Coordinador Académico del mismo, lo que le permitió especializarse en este periodo, al organizar los cursos para reorientar el programa de exposiciones del museo, dedicando durante 4 años, sus salas y aulas a exponer, analizar, estudiar y difundir el arte basado en los postulados estéticos y filosóficos de ese periodo en la segunda mitad del siglo XX. Su obra, incorpora estos postulados para proponer una experiencia visual donde el contraste, la asimetría, la instalación, y el juego, crean el ambiente de fiesta y critica, que requiere la ironía para instalarse como eje conceptual del discurso estético y visual.

Respecto a su obra, Arturo Medellín relata que como en todos los actos humanos y hechos de la vida, la exposición que presentará contiene tanto la premeditación como lo fortuito. “Borges y el arte ZEN confluyen en sus hitos visuales. Pensamiento y meditación, actos presuntamente contrarios coinciden en ella. La frase que convoqué como título de la muestra pertenece al argentino, varios de los caligramas que componen los polípticos me fueron otorgados por el Japón, gracias a los 45 años en que he buscado al ZEN. La Pampa y el Buda se reúnen en esta península ensangrentada, para desde el silencio de las imágenes celebrar a la vida”. Agrega además que la eternidad literaria lo reúne como si todo existiera simultáneamente.

 

 

 

 

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *